viernes, 4 de marzo de 2022

Guillermo Alban a Gabriel de la Casa: Descanse en Paz, Maestro!.

 

Ayer falleció el Matador Gabriel De la Casa: un taurino como pocos con una gran vinculación a Ecuador en sus diferentes facetas taurinas. 

De las personas que he conocido en mi andadura profesional, uno de los profesionales que más sabía de toros, en la plaza, en el campo y en los despachos. 

Daba gusto hablar con él de toros. 



Triunfador de la feria de Quito como torero en los setentas (torero fino y clásico), artífice de las últimas importaciones de ganado bravo desde España a Ecuador en los noventas, gerente taurino por muchos años de la Feria de Quito JDGP. 

Un verdadero Marco Polo que logró lo que muchos han intentado sin éxito: llevar los toros a la China en el año 2004 (En esa ocasión hizo volar 18 toros mexicanos, desde México a Shangai, con escala en Frankfurt). 

En cuanto a mi carrera, pieza fundamental en mi consolidación y proyección en Europa y Ecuador. 

Como todo apoderado, necesitaba cartas, pero sabía jugarlas. Creímos el uno en el otro y apostamos fuerte. Hombre que conocía le valor de la lealtad. 

Un verdadero apoderado, de los de antes, un romántico que peleaba con uñas y dientes por su representado y le ponía el pecho a las balas. Muchas horas de carretera juntos propiciaron incontables charlas taurinas y de la vida en general. 


Polémico cuando había que serlo, con gran sentido del humor e incluso socarrón, pero un hombre bueno, amigo de sus amigos. 

Matador de toros, ganadero, empresario y apoderado, fue un verdadero enamorado de la fiesta brava. 

Deja un vacío grande, pero quedan los recuerdos, la gratitud y sus enseñanzas.

¡Descanse en Paz Maestro!





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...