lunes, 26 de mayo de 2014

Las Ventas / Se les fue el tren. 26/05.


Muy amarga es la sensación que ha dejado la última novillada de la Feria de San Isidro 2014. Una tarde que ha visto cómo dos novilleros punteros, Román y Posada de Maravillas, se dejaban dos novillos con opciones de los que nunca se deben ir.

La tarde venía precedida de un baile de corrales de esos que tanto gustan a los que mandan en Madrid y de los que enfadan a los que se sientan en el tendido.

Crónica del festejo a continuación…



De Guadaira pasamos a Montealto para acabar en una mezcla que dejó mucho que desear en cuanto a presentación.

Todavía no se entiende como pasaron algunos animales como primero y segundo y tampoco se entiende que Montealto sea capaz de lidiar una novillada muy cuajada en Villaseca y la lidie más chica y fea en Madrid.

Que el ganadero diga que no sabe el motivo de que sólo aprobaran 3 de los novillos que llevó porque no se lo han dicho es algo que deja claro la forma de funcionar en los corrales de Madrid.

Abrió la tarde Román con un novillo de muy poca presencia de Guadaira pero de malas ideas. El valenciano no supo qué hacer con él y se vio en todo momento superado por las pocas ganas de embestir de su enemigo. Faltó más orden y solvencia y todo el trasteo quedó embarullado. SILENCIO.

Gonzalo Caballero sorteó un novillo de Guadaira de esos que bajan el listón de la primera plaza del mundo y de los que hacen que la gente reste méritos a lo que se hace delante de él. El Guadaira fue además soso y el madrileño no conectó nunca con los tendidos. Lo intentó de todas las maneras posibles sin éxito bajo la premisa de enseñar un toreo de cercanías. SILENCIO.

El primer tren de la tarde se le fue a Posada de Maravillas. El pacense no se acopló a las embestidas del Guadaira por culpa de una faena en la que abusó de compostura y en la que faltó mando, en la que el molesto viento tampoco ayudó para llevar al novillo hasta el final. Poco a poco se fue diluyendo entre desconfianzas y la desilusión de ver como las cosas no salían como el quería. La espada fue la nota final a un trasteo gris.SILENCIO.

El segundo tren se le fue a Román. El valenciano fue un torrente de ideas y ganas que se diluyó en una faena que ni él mismo entendió. El Montealto se movió y tuvo opciones pero el coleta se perdió en dudas en la colocación, toreo en línea y falta de naturalidad en su compostura. Madrid no le permitió tantas dudas y el chaval se fue desanimando dejando una versión muy apagada. SILENCIO.

La tarde ya iba sin frenos y no remontó. Caballero no tuvo muchas opciones ante el segundo de su lote, con el hierro de Montealto, que careció de casta y fuerzas. Se pasó el madrileño de faena y dejó un conjunto que no le sirve para salir de su situación en el escalafón inferior. SILENCIO.

Posada tampoco fue capaz de remontar ante el soso y desrazado último ejemplar de la tarde de Montealto, un novillo con el que el pacense no pudo mostrar su toreo. Quizás Deba buscar más el mando y la quietud de plantas. SILENCIO.



DOS TRENES SALIERON DE LAS VENTAS EN PLENA FERIA DE SAN ISIDRO PERO ROMÁN Y POSADA NO SE SUBIERON A ELLOS. TARDES DE LAS QUE HACEN DAÑO Y QUE ARRANCÓ VICIADA POR ESAS COSAS QUE SE REPITEN DEMASIADAS VECES EN LOS CORRALES DE MADRID.

P.D. Román, de nuevo, muy sincero en el plus al reconocer que se le había ido su novillo.

Fuente: Alcobendas82 / BanderillasNegras
http://www.banderillasnegras.blogspot.com/2014/05/se-les-fue-el-tren-las-ventas-26-mayo.htm 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...