domingo, 23 de junio de 2013

Las Ventas / Cerro visita el infierno. 23/06.


Un cuarto de entrada para el mano a mano de los novilleros que más han destacado en la temporada en Las Ventas. Cómo siempre baile de corrales previo al festejo y la novillada de Espartaco volvió al campo sustituyéndola una de la Casa Lozano que hacía su cuarta aparición en el coso de la Calle Alcalá.

Entérese de la crónica del mano a mano que que se convirtió en encerrona.........................



La novillada con los hierros de El Cortijillo y Lozano Hermanos ha estado desigualmente presentada y ha sido un encierro insufrible por manso, descastado, flojo, feo... Una sucesión de animales que no han dado ninguna opción a unos novilleros que tampoco han estado a la altura.



Rafael Cerro salió con las pinturas de guerra puestas recibiendo al primero a portagayola. El susto de la cogida que recibió pareció condicionarle toda la tarde y ya no volvió a coger el hilo. Un quite por saltilleras replicando a Ritter por gaoneras, anunció que en el festejo habría valor pero muy poca cabeza y menos toreo. En la muleta se perdió ante un mulo a base de mantazos y terrenos equivocados. Poco o nada pasó salvo el anuncio de que con la espada debe repasar urgentemente. SILENCIO.

Sebastián Ritter no tiene los conocimientos mínimos para hacer frente a un toro o eso ha demostrado hoy. Con la muleta siempre mal puesta, retrasada, sin mando y sin lo mínimo para hacer frente a un animal, sólo le quedó el recurso del kamikaze. Se puso a vender inconsciencia porque nada iba a sacar salvo la cogida. La recibió y tuvo el pundonor de mantenerse en el ruedo para matarlo. Nada más. 

Cinco toros aguardaban al cacereño Cerro que, acompañado de una desastrosa cuadrilla, se perdió sin remedio en la dureza de la tarde.



El tercero fue un animal de fea embestida al que se le pegó exageradamente en varas. Con el tercio cambiado, el picador se despachó a gusto para desesperación de un público que veía como la tarde se iba. El animal en la muleta buscó las tables y allí Cerro puso entrega sin más. La espada fue un desastre. SILENCIO.
El cuarto fue un episodio que duró poco porque las condiciones no eran las adecuadas para sacar faena y el conformismo se apoderaba del cacereño al que la tarde le había podido hace tiempo. SILENCIO.

En el quinto se vivió otro mítin de la cuadrilla en momentos que rozaron el mayor ridículo. Cerro vio pocas condiciones y se perdió en los terrenos de más viento con una actitud que no remontaba. SILENCIO.



En el sexto volvió a chiqueros a portagayola pero el toro salió suelto y no le dejó. Puso algo de ganas sin cabeza y nada se vio con el capote. En la muleta el toro fue el menos malo pero la tarde se le había ido sin remedio. De nuevo el tercer aviso estuvo cerca. SILENCIO.

DESASTROSA NOVILLADA DE LOS LOZANO EN UNA TARDE EN LA QUE CERRO VIVE UN INFIERNO. RITTER DEMUESTRA INCONSCIENCIA, NADA MÁS.

P.D: Las cuadrillas muy mal contribuyendo al desastre de la tarde.

Parte Médico Ritter (Las Ventas)

"Herida en el tercio medio de la cara posterior del muslo izquierdo con dos trayectorias: una hacia delante de 15 cms. que alcanza el fémur y otra hacia abajo de 10 cms. que causa destrozos en los músculos isquiotibiales.  Contusiones y erosiones múltiples.

Pronóstico menos grave que le impide continuar la lidia".

Fuente: Alcobendas82/ BanderillasNegras





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...