jueves, 29 de mayo de 2014

Acho / Taurolidia impugnara proceso de licitación por errores cometidos por la Beneficencia.


El pasado viernes 23 de mayo, en acto público, se realizó la propuesta económica y apertura de sobres de los postores hábiles en la Tercera y Última Licitación para el Arrendamiento de la Bicentenaria Plaza de Toros de Acho por el período de seis años (2014 – 2020) donde el Comité Especial de la SBLM dio como ganador de la citada licitación a la empresa ecuatoriana CITOTUSA S.A. en un proceso que a la luz se mostraba como irregular por los gruesos errores de la Beneficencia, institución que pertenece a la Municipalidad de Lima a cargo de la alcaldesa Susana Villarán.

Ante estas irregularidades y amparados en su derecho –sabemos de fuente oficial- que el Consorcio de Toros Taurolidia presentó la impugnación a la Licitación por faltas al debido proceso el pasado lunes 26 de mayo, lo que dilatará aún más el tiempo en la organización de la Feria Taurina del Señor de los Milagros.

De ser denegada la impugnación presentada por Taurolidia de la familia Villafuerte en primera instancia, ellos apelaran a la segunda instancia administrativa que creemos que podría recaer en la propia Municipalidad de Lima y de ser negativo su reclamo iniciarían un proceso contencioso administrativo el cual se hace en el poder judicial y que podría llegar hasta el Tribunal Constitucional.

Continúe leyendo y entérese de las denuncias e impugnación efectuada por TAUROLIDIA, contra la empresa CITOTUSA…



Según el cronograma entre el 28 y 29 del presente mes tienen que firmar el Contrato de Suscripción entre la SBLM y CITOTUSA S.A. dicho acto no puede celebrarse hasta que no esté consentida la Buena Pro y de realizarlo acarrearía responsabilidad administrativa y funcional.

El Diario El Comercio, en su edición del lunes, dice a la letra:

QUÉ SOSTIENE TAUROLIDIA

La SBLM siembra vientos y ya se sabe qué cosecha.

Taurolidia sostiene que ha sido perjudicada por el proceder del Comité Especial de la SBLM a cargo de la subasta; primero, por publicar una improcedente Fe de Erratas el 5 de mayo, contradiciendo las respuestas a las consultas, emitidas por la misma SBLM el 28 de abril; fundamentalmente, respecto a la necesidad de que los poderes de la representante peruana de Citotusa estuviesen inscritos en los Registros Públicos del Perú.

Ello originó una paralización del proceso el 12 de mayo, día en el que originalmente debieron entregarse las ofertas, lo que la SBLM resolvió retrocediendo la subasta a la fase previa de absolución de consultas; finalmente, el 13 de mayo, las nuevas respuestas a las consultas dieron la razón a Citotusa, indicando que no era necesaria la inscripción de dichos poderes en el Perú, lo que allanó el camino a la empresa ecuatoriana para continuar como postor.

Según Taurolidia, aquello fue arbitrario y los perjudicó, pues las nuevas respuestas repetían la tesis de la inadmisible Fe de Erratas.

Asimismo, aducen que dichos poderes tampoco fueron inscritos en los Registros Públicos de Ecuador y que por lo tanto, la documentación entregada por Citotusa a la SBLM no cuenta con la debida validez que las bases de la subasta exigen.

Las apelaciones deberán ser resueltas por la Gerencia General de la SBLM y en segunda instancia, probablemente, por el órgano superior de la SBLM; tal vez, la Municipalidad de Lima.

¿En qué tiempo se hará todo eso?

¿Originarán luego, un largo proceso judicial?

¡Qué dañina es la incompetencia!

La preocupación sigue latente porque los plazos para la Feria de Lima se acortan y mucho más siendo conocedores que la empresa CITOTUSA S.A. vinculada al Grupo Pichincha de los hermanos Salazar Egás quienes dieron el puntillazo final a la Feria de Jesús del Gran Poder en la Plaza de Toros de Iñaquito (Ecuador) cancelando la seudo feria montada sin respetar los contratos del coso como con los profesionales que se anunciaron para dicho ciclo ferial así como a los ganaderos argumentando su falta de seguridad ante los ataques antitaurinos, pero lo que en el fondo fue que la venta de abonos no iban nada bien, por cierto dejando de lado al aficionado que había comprado su abono.

Decimos seudo feria por la razón fundamental y que para todo buen aficionado taurino significa el momento cumbre de la Tauromaquia:

La Suerte Suprema, aquella en la cual el matador de toros, porque así se denomina a aquel que es capaz de vestirse de luces, dar lidia a un burel y culminar su labor con el estoque, que es a la postre lo que valida su triunfo y por ende la obtención de los trofeos y salir en volandas o a pie pasando de inédito.

Toda esta introducción nos sirve para expresar –reiteramos- nuestra profunda preocupación por lo acontecido la semana pasada, una semana negra en el historial de la Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana, quienes desestimaron de forma arbitraria el cronograma establecido para el proceso de licitación que ellos mismos elaboraron, argumentando fundamentos que por todos son conocidos.

Sin embargo esto suena hasta jocoso, porque todos siempre exigimos formalidad en las empresas privadas locales, sin embargo, pecando en este extremo, no las exigimos para empresas extranjeras.

Parece más que extraño hacer uso de la Fe de Erratas ilegalmente cambiando el fondo sustancial de la consulta número 4, contestada por ellos para luego declarar la nulidad de todo lo actuado y haber retraído el proceso iniciado a la fase de absolución de consultas, la cual se había realizado y no acarreaba ningún vicio procesal, allanando así el camino y dando tiempo quizá al levantamiento de observaciones que podrían haber sido cruciales al momento de calificar a los postores hábiles.

Ahora nos encontramos a muy poco tiempo para montar una feria con la categoría que la plaza de Acho se merece, mientras otras ferias ya tienen anunciados carteles y ganaderías; eso en verdad genera una sana envidia que esperemos sea subsanada.

Lo que esperamos por parte de la Beneficencia es su capacidad de resolver los problemas presentados y si hay que enmendar, lo hagan por el bien de la fiesta. No deben olvidar que Acho es quién financia el presupuesto de dicha institución “benéfica”, lo ponemos en comillas porque no se sabe a quienes quieren beneficiar.

A poner las barbas en remojo señores y a tomar las decisiones que les permitan conservar a la gallina de los huevos de oro, porque sin una feria integra, y sin carteles interesantes, lo que harán es destruir todo aquello que se ha venido construyendo durante los últimos años con tanto esfuerzo y a costa incluso del patrimonio personal.

Lo que está pasando es responsabilidad neta y exclusiva de la propia Beneficencia de Lima Metropolitana y los señores del Comité Especial donde dos de los miembros son abogados de profesión, ellos tendrán que asumir sus responsabilidades funcionales y administrativas por los hechos cometidos.

Nos gustaría que las peñas, asociaciones y demás instituciones ligadas al mundo del toro en el Perú dieran su punto de vista en relación a todos estos hechos, porque es el momento de formar un frente de defensa de la tauromaquia en el Perú, no debemos permitir, que los antitaurinos, disfrazados de Comisión Evaluadora, atenten contra esta fiesta que es patrimonio no solo de los limeños, sino de todos los peruanos que amamos la tauromaquia.

Fuente: TrujilloToros
Fuente original: El Comercio/Pablo Gómez Debarbieri
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...