sábado, 24 de mayo de 2014

A Morante y a Barrera: Mordaza No!


El título viene arrastrado del post de esta mañana. 

No es estrictamente una segunda parte pero sí es un más de lo mismo, le quito el “aún con todo” porque ya no ha lugar de ninguna manera aunque de vetos y censuras, de calumnias e insultos va a seguir la cosa.

Lo dejaba hace un rato con el desafortunado tuit del señor Antonio Barrera otrora matador con poca fortuna que, cansado seguramente de no llegar a donde quiso, se metió a llevar los designios de quien a todas luces y pese al petardo de ayer, es lo que hoy llaman “figura del toreo”, José Antonio Morante de la Puebla.

Interesantes comentarios sobre el caso Morante de la Puebal Vs. Zabala de la Serna y el veto a Moles….



Morante con los mentores no sé yo si acierta mucho.

El historial de la criatura es como para analizar pero nos quedamos con el actual.

A veces y a raíz de gloriosas “actuaciones” del chico del autobús como la que nos obsequió en Zaragoza, he llegado a pensar que Barrera actúa con resquemor y que utiliza a su pupilo para entablar un absurdo pleito al sol contra sus propios fantasmas, una especie de venganza inútil contra no sé bien qué. Y de ahí, a lo mejor pudiera entenderse semejante arrebato acusando al crítico de “el Mundo” de “atacar a Morante al no haber sido satisfechas sus exigencias”.



El petardo de Morante lo vió Zabala de la Serna y lo vio todo el mundo.

Y no lo intentaron justificar salvo 4 macropelotas, 3 despistaos de gintonic y camisa de flores, 2 primas suyas de la Puebla y Emilio Muñoz quien, incomprensiblemente (por su habitual manera de comentar y su habilidad para cantar las verdades y más aún después de confirmarse lo que ayer era sólo un rumor) le tapó hasta la extenuación.

Los antimorantistas cargaron contra Morante esta vez con toda razón y de los morantistas sensatos, no se privó ni uno.

Ni yo.

Zabala de la Serna digamos que no es mi tipo.

No me gustan sus maneras, ni su estilo.

Es una opinión, siempre la he mantenido.

En las filias y en las fobias de cada uno, manda cada cual, y sería bastante indigno y falso por mi parte que hoy dijera lo contrario.

Lo que no quita para que, de entrada, en esta ocasión no dude en ponerme de su parte.

Aún sin saber (porque ni lo sé, ni lo sabré nunca) si es que hubiera detrás de la afirmación de Barrera la más mínima posibilidad de certeza.

Los años si algo me han enseñado es a no poner la mano en el fuego prácticamente por nadie.

En ninguna circunstancia.

En esta no sé lo que habrá entre ellos.

Y aún así, repito, esta vez me pongo de parte de Zabala.

Que Zabala tiene muchos detractores es cosa sabida y que ha tenido sonoros encontronazos con profesionales, también.

Y quizá por eso todavía es más vil la acusación.

Elegir a Zabala (cuando prácticamente toda la crítica ayer le metía un palo al genio) es, todavía si cabe, más rastrero.

Y hacerlo en un medio como tuiter ya… lo peor.

Que es usted matador de toros, señor Barrera.

Que ni nuevas tecnologías, ni flores de colores.

Un respeto a sí mismo y a lo que sigue usted representando.



Por otra parte, en la susodicha y pirotécnica corrida, la ausencia de Manolo Molés de la retransmisión al tiempo que se confirmaba su presencia en la plaza, hizo correr rumores de veto.

Al final, y vía velados tuits del veterano periodista, se supo que el veto (al parecer del G5 en pleno y de Morante por delante) era un hecho.

Obviamente, en este caso y sin pensármelo dos veces, también estoy de parte del periodista.

Y como en el caso anterior, sin saber nada más.

No quiero saber más.

Con Molés, como con Zabala, hay división de opiniones.

Como la Parrala a unos sí y a otros no.

Yo no oculto mis simpatías personales hacia Molés (hace muchísimos años que nos conocemos y todavía más años de que uno de mis primeros recuerdos de que algo taurino llamara mi atención se los debo a aquel “Revista de toros”).

Como tampoco oculto cuando no estoy en absoluto de acuerdo con sus opiniones o sus maneras de hacer.

Precísamente por lo que toca “de cercanía” y porque a mí lo de dar jabón sabe el mundo entero que no me va nada, para defender mis argumentos recurro a un periodista, Paco Cañamero, quien en su página, Glorieta Digital, hace un alegato impresionante en favor de Manolo y de la libertad de expresión.

De su artículo extraigo:

“De los tiempos que España soñaba con la libertad, en la misma época que Manolo Molés ya aspiraba a ser periodista y buscaba el cambio mientras corría delante de los grises en su lucha por abrazar la independencia y tener la libertad de la que ahora le cortan el vuelo por los putos intereses que gobiernan los medios. Y también la vida. Como la presunta exigencia de Morante para que Manuel Molés no estuviera al frente de la retransmisión, hecho que nos devuelven a los fantasmas que en el pasado envolvieron a todas las Españas.”

Y es que, como a Cañamero, a mí lo que más miedo me da de todas estas cosas, de las que comentaba esta mañana y de las de ahora, es precísamente eso.

Ese tufillo a prohibición, a cortar libertades, a imponer por la brava, a la venganza, al por “mis cojones“.

Y me preocupa muy seriamente la imagen que da la Fiesta en general con estas vendetas internas.

En estas circunstancias,

¿con qué cara podemos bramar que políticos o antitaurinos cortan nuestra libertad?

¿Con qué cara podría usted hoy, señor Barrera, volver a empuñar como muleta una senyera o una ikurriña?

¿En nombre de qué libertad?

PD Porque sé de lo que hablo.

Porque en mi casa se ha vivido.

Porque he visto ante mí a un chulo levantarle los pies del suelo a Solís.

Porque recuerdo a otro no menos chulo amenazarlo en la misma plaza de Zaragoza y a otro, y a otro más.

Porque hubo quien lo llegó a empujar sin suerte por la escalera del Gran Hotel.

Porque he sabido de amenazas de querellas.

Porque ha habido un responsable de un periódico que echó de su presencia a quien le planteaba con exigencia “echen a la calle a ese hijoputa“.

Porque el teléfono de mi casa podría contar y no acabar… y porque sin llegar a esos extremos hay quien se tiene por encima del bien y del mal, por todo eso y muchas cosas más.

Fuente: Elena Perez / Heraldo
http://blogs.heraldo.es/una-del-dos/2014/05/mordaza-no-y-ii/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...