lunes, 18 de noviembre de 2013

Valencia / Final feliz de la Feria de la Exclusión Infantil. 16/11.


Eran aproximadamente la 2 p.m., cuando se ve en las cercanías del toro (parte externa de la Puerta Grande) una pareja y su hija de 11 meses de edad disfrutando del ambiente previo a la 2da Corrida de Feria, compartiendo con amigos y conocidos, cuando de pronto se acerca un caballero del equipo de seguridad civil del espectáculo a sugerirle a la familia (muy amablemente) que debían retirarse del lugar ya que estaba prohibida la permanencia de menores de edad en esa área.

Entérese que paso en una de las adyacencias de la plaza de toros de Valencia………



El padre y la madre de la infante, muy respetuosa, pero a la vez muy efusivamente respondieron que no se retirarían pues la arbitraria prohibición era para el ingreso a las localidades de la plaza y ese lugar es un área común.

El individuo de seguridad buscó apoyo en el Comandante de la GNB para que le reiterase a la familia en cuestión que no podían permanecer en el lugar, a lo que el Oficial agregó que si seguían allí le podrían “ocasionar un problema de ORDEN PUBLICO” y luego muy groseramente les dio la espalda y los dejó hablando solos, mientras que el padre de la bebé alegaba que la noche anterior, permanecieron en el mismo lugar sin ocasionar ningún inconveniente a los cuerpos de seguridad que tenían tomada la plaza de toros.

Para la desgracia de este oficial, el “problema de orden público” sí se generó pero a las afueras del recinto, en las rejas que separan el estacionamiento general, de los accesos principales de la Monumental Bernardo Valencia.

Gloria al bravo pueblo taurino!!!, quienes reclamaron a viva voz su derecho de llevar a sus hijos a donde estos decidan y darles la formación que mejor les plazca.

Se dice que el Gobernador del Estado Carabobo Francisco Ameliach intervino para que fuese permitido el acceso a los menores de edad al coso de Cabriales.

Si es así, vaya para él y su equipo todo nuestro agradecimiento, ya que unas fiestas que han sido declaradas como Patrimonio Cultural, solo pueden ser difundidas y mantenidas en el tiempo si se transmiten de generación en generación y estos menores a quienes se les prohibió la noche anterior el acceso a las corridas, no son más que nuestra generación de relevo.

Ojalá y este gesto del Gobernador Ameliach sirva de ejemplo para otros mandatarios regionales, en pro de mantener vivas nuestras tradiciones y de generar ingresos a sus regiones a través del turismo y los impuestos municipales que generan las corridas de toros.

Fuente: JAVIER MORENO ZAPATA

jemorenoz@hotmail.com / @xapata90
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...