jueves, 22 de diciembre de 2011

De la crinolina de Joselito a la titorina de EL Chihuahua (video)



El sábado pasado, en la corrida celebrada en "El Relicario" de Puebla, Antonio García "El Chihuahua" ejecutó una suerte muy similar al quite de la crinolina, pero con la muleta, invención que ha decidido bautizar como la titorina y que ya forma parte del diccionario taurino.

La crinolina es un quite mexicano que, como tal, es obra de Eliseo Gómez "El Charro", y su ejecución se da con un movimiento del capote similar al que ejecutan lso charros en el floreo de reata. Esta misma forma de hacer la suerte, El Chihuahua la ha llevado a cabo con la muleta.

"Me considero un torero creativo y suelo practicar suerte novedosas después de mi entrenamiento diario, tanto con el capote como con las banderillas y la muleta. Y bueno, esto salió así, experimentando al intentar hacer movimientos de capote con la muleta. De salón he praticado este muletazo, pero jamás no había hecho ni con una becerra", explicó el torero chihuahuense.

El sábado ejecutó el muletazo ante el segundo toro de su lote, un ejemplar de Manolo Espinosa e hijos que tuvo mucha calidad y al que, a la postre, le cortó las dos orejas.

"La verdad es que el toro era muy bueno, con clase y nobleza, y bueno, no tenía pensado hacer este pase, la verdad, pero se dio en un momento de inspiración, pues me abandoné en esa faena, y pude dejar estas pinceladas de creatividad", comentó.

El nombre de titorina es en homenaje a su padre, Jesús Antonio, a quien siempre recuerda con mucho cariño y que lo ha llenado de inspiración.

"Le puse titorina a ese muletazo en honor a mi papá, pues aunque se llamaba Jesús Antonio, todos los conocían como Tito. Desafortunadamente mi padre ya no está conmigo, pero siempre lo llevo en el recuerdo y más en estas fechas; él es el que me ha llenado de inspiración desde el cielo, así que va por él", sentenció.

Además de este muletazo, Antonio tien eotras suertes de su invención, las cuales van surgiendo gracias a su creatividad y a siempre querer hacer cosas novedosas.

"Siempre he tenido la inquietud de ser novedoso en el ruedo ejecutar suertes variadas. Sé hacer cerca de 48 quites y muchas suertes con banderillas y muleta, además de inventar otras más, como el quite del cielo de Chihuahua, que ya lo intenté una vez con un toro", concluyó.

Acompaña a esta nota un video con imágenes del quite de la crinolina, interpretado por el maestro Joselito en Las Ventas de Madrid en 1996, escenas de Canal Plus, así como las titorinas de El Chihuahua en Puebla, de Tlaxcalataurina.com.



Fuente: AltoroMexico
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...