viernes, 23 de diciembre de 2011

Cesar Valencia Triunfador con vuelta y corte de oreja en Las Ventas del Espíritu Santo




Llegó César Valencia a la tierra torera de sus raíces

En Madrid, el muchacho nuestro se alzó con el triunfo



*LLENO de juventud, con afición y ambición, dos de los valores más importantes para quien desee ser torero de valía, llegó a suelo venezolano el novillero César Trosel Manrique (César Valencia), pero, para ser más exactos, al San Blas de sus honduras hereditarias, al suelo donde, nunca, su bisabuelo, el matador de toros, Nicolás Páez "Bombita", pensó plantar y ver redondear una dinastía que le sucedió con Bernardo Trosel "El Quemao", quien desde los caballos de picar abrió abanico de traje de luces entre sus hijos, nietos y bisnietos.

Ah, pero por el lado de abnegada madre, Rosalinda, hay otra vena de ascendencia tauirina en aquel novillero Benito Manrique, que tanto toreó en los jueves nocturnos. * César...."Cesita", como le mientan sus íntimos, llamó al espacio Taurinas de Notitarde una vez se viera abrazado por la brisa decembrina y el leve rejón de sol que desde el abra de Las Trincheras pasa y traspasa el Samán enclavado en los exteriores de la casa de sus abuelos.

LLeno de trofeos y con la bicoca de (38) novilladas toreadas en suelo hispano, a sus frescos (16) abriles pero con modales de hombre serio, lanceando las palabras entre la educación y esa decencia propias que deben ahormar el vocabulario de un torero, pie y estatura que en buena parte norma a esta sacrificada profesión, se le vio apegado a la sencillez, aún, contando con un interesante capítulo de triunfos en plazas y arenas que van e irán labrando, poco a poco, al compás de las orejas y el riesgo, un torero del banderín patrio, ese que anda tan urgido de, por lo menos, una docena de coletas de verdad. Animoso, mirando más allá de su futuro, plantado en sus zapatillas de paseíllos e ilusiones, le agradecimos el gesto, tanto a él como a su padre del mismo nombre para el Tendido de Notitarde. Padre e hijo, una yunta de proyectos de vida como la vida misma.

ALUMNO DESTACADÍSIMO DE LA ESCUELA "MARCIAL LALANDA"" DE MADRID


*APARTE del calor de su hogar-ya vendrán los cortijos pero allá, no aquí-, de la abnegación de sus maestros, los recordados matadores Joaquín Bernardó, fino diestro a quien, tanto en la Iberia como en México, le vimos faenas repletas de finuras toreras", sobre todo, con ese toreo de frente y la muleta planchada; el otro ductor, José Luis Bote, aún con su imagen y silueta tatauda en la Maestranza de Maracay "César Girón"- caramba, cómo lo vamos a olvidar- como en unión con J.M.Inchausti "Tinín"y del ente Eventauro, los méritos propios han colocado su nombre en los carteles de calle, porque la regularidad en el triunfo de César Valencia, se ha constituido en el factor fundamental para firmar contratos en los despachos empresariales

.*Con sólo decir que César se alzó con la oliva del premio en el amplio redondel de la Plaza de Toros Monumental de Madrid, vamos, en Las Ventas, por allí, hacia Alcalá, por donde paseábamos con el maestro de la calle Goya, Antonio Chenel, con vuelta al ruedo en su primer novillo y con corte de oreja y petición de la segunda en el último de su lote, luego de su periplo continuo y apasionante cerró su temporada el (17) decembrino en la noria andaluza de Algamasilla de Alba, en un festejo con matadores de toros con ocasión del homenaje tributado a ese gladiador del Toreo como lo fue Francisco Ruíz Miguel, implantando la columna de las cuatro bases valor, entrega, temple como las ideas claras ante el astado.

Allí, se cerraba la improvisada charla pero, él, César Valencia, con sus firmes propósitos, proseguirá lanceando la suerte y las vivencias entre el sacrificio diario de tomar un coche e irse a la Escuela, todos los días y con kilómetros de recorrido sin chistar, guardando, quizás una cascada de entregas desmedidas ante el toro que te da la gloria o te quita la vida...o, entre una que otra lágrima oculta cuando las cosas no ruedan bien...pero, entre y dentro de estas reflexiones, César, el que hoy se encuentra entre los envites sanblasinos, partirá plaza en la provinciana Valdemorillo, por febrero 2012 y...las otras tardes.
A NO DESMAYAR...NUNCA Y A DEJARSE MATAR SI ES NECESARIO
*ENTRETANTO, chaval, a no bajar la guardia ni durmiendo, a enfrentarte con decisión y vergüenza torera ante el toro, no ante nadie más, porque los toreros de fuste, no lo hacen de otra manera sino en el ruedo atizado de soles a la caída de las tardes...a seguir formándote pero con Torería, sabes, con TORERÍA, porque de mal gusto y fondos de miserias resentidas en la ordinariez anda la cosa, ah, y con la marchosa instrucción de una escuela que lleva el nombre de Marcial, Marcial Lalanda, el del caprichoso pasodoble, Marcial Eres el Más Grande, e inventor del quite de La Mariposa...como mariposas deberán revolotear cuando a hombros te lleven por esas calles entre el fervor de las aficiones y tu corazón de venezolano con aires de Iberia revuelen para olvidarse del triunfo de la tarde anterior y, volver con más hambre de aplausos y de miedo, con el pecho afuera, la patita alante, muleta acariciadora esperando que revienten las embestidas para ligar el toreo en pases sucesivos, lentos, parsimoniosos, con fondo, pozo y poso, con la espada en la cintura y los naturalesde rojos fiesta que lleguen hasta tu alma.

Suerte, muchacho, que Dios te lleve a la mesa sagrada el mejor pan ganado en la vida...el pan de los Toros...pero, eso sí, con Torería, con natural y decantada Torería, porque lo demás...es más de lo mismo y de eso estamos cansados, muy cansados, aquí y allá.

César Dao Colina
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...